Un proyecto en 3 niveles que parte de las experiencias cotidianas de los niños de estas edades para iniciarlos en la educación religiosa y católica. Las 9 unidades de cada curso presentan contenidos religiosos, láminas de relatos bíblicos, iniciación a la oración, fichas de buenos hábitos y, en cada trimestre, una ficha para trabajar la competencia cultural y artística.