Marlo Morgan no tenía edad ni talante de aventurera pero la realidad se le impuso con esa fuerza y ese poder que suelen transmitirnos las grandes experiencias. Así fue como vivió una odisea fascinante: un viaje a pie por el desierto australiano en compañía de una tribu de aborígenes cuyas normas de convivencia nada tienen en común con las nuestras. Al coraje que demostró afrontando las penalidades del viaje se sumó luego el esfuerzo de transmitir sus vivencias en esta novela que pocos meses después de haber sido editada por cuenta y riesgo de su autora se convirtió en un extraordinario Best-séller internacinal.