Samuel, el mejor amigo del hermano mayor de Valeria, viene a visitar después de pasar diez años viviendo en el exterior. Valeria siempre le recordaba con afecto, pero al verlo una década después se siente otra vez como una adolescente nerviosa. Sin esperarlo, su sueño se hace realidad cuando pasan un día en un parque de diversiones. Su hermano Alonso y su esposa los dejan solos cuando no pueden seguirles el trote de montarse en los paseos más vertiginosos, pero cuando ella y el mejor amigo de su hermano quieren dar una vuelta en una de las atracciones, resulta que la atracción entre ambos es mucho más intensa que cualquier montaña rusa.

Este cuento corto y caliente es un relato erótico destinado exclusivamente a mayores de edad. Su contenido es explícitamente sexual.