Broker de profesión, Taylor Carter solo tiene un objetivo en la vida: ser afortunado y tener una gran fortuna. Para lograrlo hace lo que mejor sabe: jugar con el dinero. Sin embargo, sus juegos van más allá de Wall Street.
El póker es su pasión. Demostrar que es una gran jugador y un ganador nato es lo que más lo enorgullece. Arriesgando en mesas de juego, entre vicios y sexo, se siente un hombre completo. Su ambición no tiene límite. Su vanidad, menos. Taylor ama el dinero y el juego, por encima de todo. Pero controlar los pasos que da para alcanzar su sueño lo empuja a obviar lo único que no se puede controlar: las emociones. Sus sentimientos.
En el momento en el que Mei Ling se cruza por su camino, una poderosa mujer de negocios, ella se convierte en su fetiche. La admira. La desea. Mei se convierte en su nuevo capricho a satisfacer. Por ella, Taylor está dispuesto a todo. Y caer en su mayor tentación será lo más fácil para él. No obstante, las consecuencias que conlleva actuar por impulso lo empujarán a enfrentarse incluso a sí mismo. Lo arriesgará todo, con tal de conseguir su propósito. Y hacerlo provocará daños colaterales, que afectarán directamente a sus hermanos. A partir de ese momento, la encrucijada en la que Taylor se encuentra será el punto de partida para un reencuentro, sin duda, inesperado.

El azar de Taylor es el principio de una historia llena de intriga que te sumerge en la vida de los Carter, desde el punto de vista de sus protagonistas. Diferentes entre sí, a todos los une la independencia y la autonomía. Sus virtudes son contrarias. Sus defectos parecidos. Comparten aptitudes y rasgos emocionales. Pero todo no es lo que parece, en Póker de ases. Cuatro cartas para cuatro personalidades.

Comienza la partida.

Sigue a la autora Jéssica A. Gómez en: Instagram "jessica_a_gomez_autoraindie"; Facebook; o sé parte de su grupo, Tentaciones Literarias.