Un año ha pasado desde que nos conocimos.
Un año desde que nuestras cintas de música y nuestros pesares nos unieron para dar lugar a la amistad más bonita del mundo.
Mis sentimientos y su modo de ver la vida cambiaron. Somos más suspicaces, quizá más prudentes...
Pero no menos observados, asediados, hostigados... envidiados.

Soy Nathan McCray, y lo que voy a contar tuvo lugar alguna vez, cuando mis miedos e ideales se confrontaron.